domingo, 19 de abril de 2009

El tiempo es la vida

No tenemos nada más que tiempo y presente. Las cosas materiales no son nuestras, podemos gastar mucho tiempo en ellas e incluso hipotecar nuestro tiempo, pero solamente son "entorno", "adorno", no poco importante, pero solo eso. Forma parte de las cosas materiales la ropa, la cama, lo que usamos para vivir todos los días y es bueno abrigarse, dormir, descansar, estar bien y poder invitar a otros a estar bien.
Vivimos corriendo, persiguiendo el tiempo que se nos va. Un tiempo que no está más con nosotros después de que acaba de ocurrir.
La memoria nos ayuda a fortalecer el tiempo, la escritura, las imágenes también. Pero el tiempo hay que vivirlo.
Para vivir el tiempo hay que pararse. Escuchar, mirar (adentro y afuera), sentir, paladear son maneras de parar.
Cuando decimos "no tengo tiempo", decimos: no tengo vida.
Es muy importante saber decirlo en el momento oportuno, porque no somos eternos y no llegamos a todo. Pero eso es lo que decimos.
Feliz tiempo de Pascua!