viernes, 12 de agosto de 2016

Magú nos da una lección

El pequeño Magú estos días, con casi tres años, ha decidido dejar el chupete, fue una decisión persuadida por sus padres, apollados en la doctora que le dijo: “Magú, hay niños que que no tienen chupete, no quieres regalar el tuyo?”, horas más tarde, Magú depositó el chupete y unos juguetes enb una bolsa diciendo “adiós chupete, adiós juguetes, ya hemos tenido muchas oportunidades juntos" y desaparecieron de su vista. Parece increíble, pero es real!, en la su habla a media lengua quedó registrado el moment en un video familiar que sus padres comparten orgullosos en facebook. Es bueno aclarar que aquella noche todos durmieron mal, pero el chupete ya no estaba para retroceder. Al día siguiente Magú le pidió a su mamá, dejar los pañales porque eran de niño pequeño.

La vida está llena de oportunidades, todos los días y cada momento. Ahora mismo, es una oportunidad para seguir haciendo lo que estás haciendo, o para hacer otra cosa, y todavía más, es una oportunidad de ser felic. Lo que es necesario es tomar concienci de que es ahora es una oportunidad y que no hay otra como esta!, de hecho, esta no regresa. Oportunidad de dejar lo que no nos sirve, tomar lo que nos hace infelices y seguir adelante. Oportunidad de dejar que las cosas sucedan o de incidir en la vida.

Mientras escribo estas línias, sin mucha conciencia de lo que hago, reviso las imagenes que tengo en el teléfono y encuentro el video de Magú que sus padres me han enviado y a continuación, com si fuera parte de la misma serie, fotos del Maxi, amigo muy querido que esta setmana ha muerto muy joven de un infarto. Que contraste!. Magú y Maxi no se conocerán, en mi teléfono están a merced del dedo que mueve las imagenes y escoge. Las sincronicidades de la vida me interpelan y me invitan a mirar el duelo como una oportunidad. Maxi ha muerto, solamente lo voy a ver en las imagenes que ahora atesoro y lloro, me duele su ausencia arrebatadora. Magú toma la decisión de dejar el chupete y sigue adelante con su proceso de hacerse grande. Este momento no volverá más a mi vida y ahora es cuando lo tengo que vivir. Tengo más fotos en la cámara, actividades, celebraciones, un amigo que ha tenido a su primera hija, familiares, chistes. Puedo borrarlas, puedo guardarlas, puedo mirar cada una y convertirla en una oportunidad como ninguna.


Hay una charla en internet de un monje benedictino que se titula: ¿Quieres ser feliz?, se agradecido, el monje se llama David Steindl-Rast y hace una conexión entre la felicitat y la gratitud. Habla de las oportunidades unicas, del presente com la única oportunidad: “¿quieres ser feliz?, se agradecido”, dice, “no esperes a ser feliz para agradecer, cada instante es una oportunidad para vivir el agradecimiento y la felicidad.”

Todos sabemos seguro que nos moriremos, no sabemos cuando, ni como, pero sabemos que la muerte llegará. La muerte es parte de la vida, nos hermana a los existentes. Cuando una persona amada se muere, nos cuesta su ausencia. Si lloramos, es porque la queremos. Los sentimientos hacia el amigo que se va antes que nosotros son una prueba de que lo tenemos en el corazón, que nos acompaña todavía. El duelo nos puede ayudar a relacionarnos con el espacio insustituible que deja aquella persona a saber agradecer su paso, su amor, su presencia. Todos podemos ser felices, es una decisión que tenemos que tomar cada dia. Grácias Magú, gracias infinitas Maxi!

El Magú ens dona una llicó

El petit Magú aquests dies, amb quasi tres anys, ha decidit deixar el txumet, va ser una decissió persuadida pels seus pares, recolzant-se en la doctora que li va dir: “Magú, hi ha nens que no ténen txumet, no els vols regalar el teu?”, hores després en Magú dipositá el txumet i uns juguets a una bossa dient “adéu txumet, adéu juguets, ja hem tingut moltes oportunitats junts” i van desapareixer de la seva vista. Sembla increíble, pero es real!, en la seva parla a mitja llengua va quedar enregistrat el moment a un video familiar que els pares comparteixen cofois a facebook. Cal aclarir que aquella nit van dormir tots molt malament, peró el txumet ja no hi era per a tornar enrera. L’endemá en Magú va demanar a la mare, deixar els bolquers perque éren de nen petit.


La vida está plena d’oportunitats, tots els dies, tota l’estona. Ara mateix, és una oportunitat per a seguir fent el que estás fent, o per a fer una altra cosa, i encara més, és una oportunitat ser felic. El que cal es prendre conciencia que ara és una oportunitat i que no hi ha cap altra com aquesta!, de fet, aquesta, no tornarà. Oportunitat de deixar el que no ens serveix, prendre el que ens fa felicos i seguir endavant. Oportunitat de deixar que les coses succeeixin o d’incidir en la vida.


Mentre escric aquestes linies, sense massa conciencia del que faig, reviso les imatges que tinc al móvil i trovo el video del Magú que els seus pares m’han enviat i a continuació, com si fossin part de la mateixa serie, fotos del Maxi, amic estimat que aquesta setmana ha mort molt jove d’un infart. Quin contrast!. En Magú i en Maxi no es coneixerán, al meu móvil están a l’abast del dit que mou les imatges i tria. Les sincronicitats de la vida m’interpelen i m’inviten a mirar el dol com una oportunitat. El Maxi ha mort, només el veuré a les imatges que ara atresoro i ploro, em dol la seva abséncia arrebatadora. El Magú pren la decissió de deixar el txumet i segueix endavant amb el seu procés de fer-se gran. Aquest moment no tornará més a la meva vida i ara es quan ho he de viure. Tinc més fotos a la cámara, activitats, celebracions, un amic que ha tingut la seva primera filla, familiars meus, acudits. Puc esborrar-les, puc guardar-les, puc mirar cada una i convertir-la en una oportunitat com cap altra.


Hi ha una xerrada a internet d’un monjo benedictí que es titula: ¿Vols ser felic, sigues agrait?, el monjo es diu David Steindl-Rast i fa una connexió entre la felicitat i la gratitut. Parla de les oportunitats uniques, del present com la única oportunitat: “vols ser felic?, sigues Agrait”, diu, “no esperis a ser felic per a agrair, cada instant és una oportunitat per a viure l’agraiment i la felicitat.”


Tots sabem segur que ens morirem, no sabem quan, ni com, peró sabem que la mort arribará. La mort és part de la vida, ens fa adonar-nos que tots els existents estem units. Quan una persona estimada es mor, ens costa la seva abséncia. Si plorem, es perque la estimem. Els sentiments cap a l’amic que marxa abans que nosaltres son una prova que el tenim al cor, que ens acompaña. El dol ens pot ajudar a relacionar-nos amb l’espai insustituible que deixa aquella persona a saber agrair el seu pas, el seu amor, la seva preséncia. Tots podem ser felicos, es una decissió que hem de prendre cada dia i no hi ha una altra. Grácies Magú, gracies infinites Maxi!