viernes, 12 de agosto de 2016

Magú nos da una lección

El pequeño Magú estos días, con casi tres años, ha decidido dejar el chupete, fue una decisión persuadida por sus padres, apollados en la doctora que le dijo: “Magú, hay niños que que no tienen chupete, no quieres regalar el tuyo?”, horas más tarde, Magú depositó el chupete y unos juguetes enb una bolsa diciendo “adiós chupete, adiós juguetes, ya hemos tenido muchas oportunidades juntos" y desaparecieron de su vista. Parece increíble, pero es real!, en la su habla a media lengua quedó registrado el moment en un video familiar que sus padres comparten orgullosos en facebook. Es bueno aclarar que aquella noche todos durmieron mal, pero el chupete ya no estaba para retroceder. Al día siguiente Magú le pidió a su mamá, dejar los pañales porque eran de niño pequeño.

La vida está llena de oportunidades, todos los días y cada momento. Ahora mismo, es una oportunidad para seguir haciendo lo que estás haciendo, o para hacer otra cosa, y todavía más, es una oportunidad de ser felic. Lo que es necesario es tomar concienci de que es ahora es una oportunidad y que no hay otra como esta!, de hecho, esta no regresa. Oportunidad de dejar lo que no nos sirve, tomar lo que nos hace infelices y seguir adelante. Oportunidad de dejar que las cosas sucedan o de incidir en la vida.

Mientras escribo estas línias, sin mucha conciencia de lo que hago, reviso las imagenes que tengo en el teléfono y encuentro el video de Magú que sus padres me han enviado y a continuación, com si fuera parte de la misma serie, fotos del Maxi, amigo muy querido que esta setmana ha muerto muy joven de un infarto. Que contraste!. Magú y Maxi no se conocerán, en mi teléfono están a merced del dedo que mueve las imagenes y escoge. Las sincronicidades de la vida me interpelan y me invitan a mirar el duelo como una oportunidad. Maxi ha muerto, solamente lo voy a ver en las imagenes que ahora atesoro y lloro, me duele su ausencia arrebatadora. Magú toma la decisión de dejar el chupete y sigue adelante con su proceso de hacerse grande. Este momento no volverá más a mi vida y ahora es cuando lo tengo que vivir. Tengo más fotos en la cámara, actividades, celebraciones, un amigo que ha tenido a su primera hija, familiares, chistes. Puedo borrarlas, puedo guardarlas, puedo mirar cada una y convertirla en una oportunidad como ninguna.


Hay una charla en internet de un monje benedictino que se titula: ¿Quieres ser feliz?, se agradecido, el monje se llama David Steindl-Rast y hace una conexión entre la felicitat y la gratitud. Habla de las oportunidades unicas, del presente com la única oportunidad: “¿quieres ser feliz?, se agradecido”, dice, “no esperes a ser feliz para agradecer, cada instante es una oportunidad para vivir el agradecimiento y la felicidad.”

Todos sabemos seguro que nos moriremos, no sabemos cuando, ni como, pero sabemos que la muerte llegará. La muerte es parte de la vida, nos hermana a los existentes. Cuando una persona amada se muere, nos cuesta su ausencia. Si lloramos, es porque la queremos. Los sentimientos hacia el amigo que se va antes que nosotros son una prueba de que lo tenemos en el corazón, que nos acompaña todavía. El duelo nos puede ayudar a relacionarnos con el espacio insustituible que deja aquella persona a saber agradecer su paso, su amor, su presencia. Todos podemos ser felices, es una decisión que tenemos que tomar cada dia. Grácias Magú, gracias infinitas Maxi!

No hay comentarios: