Vamos que se puede

Es verano y todo se puede porque el tiempo cunde de otra manera. Es así que inicio este espacio, ojalá nunca deje de ser personal, donde abra mi espíritu con toda libertad y si han de llegar, lleguen otros en la misma sana y buena honda de compartir la vida.
En este pedazo de eternidad, todos cabemos.
30 enero 2009.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Resistencia y re-existencia

¿Qué lenguaje para hablar de Dios?, simbología de la trascendencia