martes, 12 de abril de 2011

La mejor opción: amar


No es fácil tomar decisiones, tampoco lo es convivir con la duda. Ante una situación de cambio, de interrogante, no podemos quedarnos eternamente pensando que haremos, hay que decidir. ¿Cómo se hace?, no es fácil, pero es un tema que no pasa solamente por la cabeza y la lógica.

Es el caso de Eduardo, que está decidiendo que hará con su vida. Le faltan tres años para la jubilación, tiene un cargo importante en una empresa donde ha trabajado por muchos años ha trabajado, de hecho, toda una vida, y justo ahora habrá cambio muy radicales que le hacen plantearse si adelantar la jubilación o seguir. Difícil!, si no se jubila deberá acompañar el cambio –se trata de una fusión con otra empresa-, y por tanto, estar al frente de este viraje; si se jubila se va a su casa feliz, pero él es un hombre de acción y de hecho no tiene otro proyecto que compita con el trabajo de toda la vida. Su esposa, amiga, cómplice le dice: “estaré contenta con lo que te haga feliz”… difícil decisión!!

Consultando con algunos amigos, Eduardo se enfrentó nuevamente con las dos evidentes grandes tendencias. Unos aconsejaban que tomara la jubilación y lo increpaban: “¿qué harías si supieras que te queda un año de vida?”, él respondía, tenía sólo un tema pendiente, hacer un viaje largo con su amada compañera. Los otros amigos le decían: si no tienes otro proyecto y tienes deseos de seguir trabajando, no lo pienses más!! Sigue estos tres años en la empresa y traspasa tu experiencia.

Finalmente, tanto Eduardo como sus amigos llegaron a la conclusión de que cada persona es un mundo. Al parecer Eduardo, a pesar de hacer la consulta prefería no jubilar. ¿Por qué consultaba entonces?, en gran parte para fortalecer sus argumentos. Muchas veces no confirmamos lo que queremos hasta que los contrastamos con otros.

Eduardo entendió lo que quería cuando escuchó todas las opiniones de quienes lo aman: la familia, los amigos y saber que lo apoyarían en lo que hiciera. Y decidió!! Su es seguir tres años más, pero de otra manera: escuchando más, siendo menos escrupuloso y ayudando a los más jóvenes.

No hay comentarios: